Sígueme por Email

domingo, 6 de diciembre de 2015

Ella
sabía de la vida
de lo amargo
de las tristezas
Ella gustaba
sentarse
a la sombra
de un ciprés
Allí a veces
dormitaba
jamás tenía
prisas
Hacia muchos
años que perdió
su tren
Nunca un mal gesto
ni tampoco
palabras
de reproches
Ella quería
ser libre como el
viento
Jamás se enamoró
ella amaba la vida
aunque
la vida nunca
la correspondió
A veces gustaba
ir al mar
desde lo más
alto de la roca
Miraba como un
Vigía el horizonte
Era como una
estatua de sal
quieta, pensativa
Un día desapareció
la vieron
en su ciprés
siempre pensativa
Jamás habló
de sus pesares
sólo que quería
sentir la libertad
quizás al fin
aprendió
a volar
 
 
Carmen Sánchez Todopoemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario