Sígueme por Email

jueves, 23 de enero de 2014

Reloj.



Reloj que incansable
Vas marcando las horas
Siempre en un compás
de esperas
Reloj que chorrea, las horas
sin importarte
que la vida se me escapa,
en cada segundo que pases
Y yo: me aferro a ese tiempo
Aquí en esta sala de espera.

Porque lo que no
has vivido, pasó al olvido

Carmen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario