Sígueme por Email

viernes, 29 de marzo de 2013


COMO UNA JAULA DE GRILLOS

 

Hoy ni siquiera puedo escuchar el sonido del silencio

La cabeza la tengo como una jaula de grillos.

Desde buena mañana una quemazón en mis entrañas me persigue sin darme tregua no es como otras veces que el silencio me envuelve con su manto de suave quietud.

No puedo tener la mente quieta, algo salta una y otra vez sin poderle darle forma.

Hoy más nunca quisiera tener don de palabras.

Que la pluma se deslice suavemente en este papel en blanco dando forma a unos sentimientos, que se me hacen un mar de dudas.

Cuánto daría, por borrar estos pensamientos que me quitan tantas veces el sueño.

 

Cuantas veces en la quietud de la noche, suelo sentarme junto a  la ventana contando las formas de esas nubes que barruntan tormentas.

Otras simplemente dejo que mi mente vague por esos recuerdos del pasado.

De ese rincón de nuestra pequeña playa.

 Y allí me veo sentada en esa roca donde tantas veces me he sentado simplemente a ver pasar el tiempo

¡Hay amor! porque me atormentan tanto los recuerdos.

 

Carmen Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario