Sígueme por Email

martes, 26 de marzo de 2013


SUEÑOS

 

 
Si pudiera ver la luz, esa de las que tantas veces vi, a través  de ese sueños que no sé cómo llamarlo visión o simplemente deseos.

Cada  noche me duermo con un presentimiento.

No  quiero cerrar los ojos, pues es como un peso que llevo en mis espaldas.

 

Es todo muy confuso

Pero por más que lo intento no puedo despertar de ese mal sueño.

 

En mis sueños veo todo un prado no es un prado cualquiera.

 

Los campos tienen un color gris ceniza.

 Los pájaros no cantan alegres trinos más bien son alaridos estridentes.

Me inquieta sus, estridentes sonido.

 

A lo lejos distingo un camino serpenteante, me adentro y lo más curioso es que no parece llegar a ninguna parte.

En el sueño me veo reflejada, en el agua del arroyo.

Son aguas turbias mal oliente.

Pero algo me sobresalta allá a lo lejos-pero para cuando me hago conciencia, me despierto. Qué alivio siento al verme. Segura entre mis cuatro paredes de casa, pero los sueños solo es la incertidumbre

En la que todos nos hayamos   y lo peor es no saber  hasta cuando.
 
 
Carmen Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario